Ella y él.

Ella dijo que no, el dijo que si
ella se acercó, el se alejó
ella soñó, el despertó
ella voló, el aterrizó
ella llegó, el también
ella bailó, el se paró
ella abrazó, el provocó
ella se dejó, el se dejo llevar
ella besó, el amó
ella a él, él a ella.

Anuncios

Luciérnagas en el paraíso.

Aquella noche donde solo había silencio,
donde el ruido de los grillos te zumbaban el oido,
donde las estrellas brillaban con fuerza y la luna estaba llena,
un manto verde se dibujaba bajo nuestros pies,
a lo lejos puntitos brillando y testigos de nuestros abrazos,
bailaban al son de nuestra pasión, 
batallas de luces, tan bello como hipnótico,
en el ecuador de la madrugada nos dijimos el si quiero,
y en nuestro paraíso de esa noche nos acompaño una lluvia de luces a nuestro encuentro, aun a día de hoy recuerdo los ojos de la persona que amo cómo brillaban esa noche,¡qué bonito vimos luciérnagas en el paraíso!.

Un amigo de verdad.

Su hocico húmedo y frio,
el calor de su vaho cuando te da en la cara,
el manto peludo y que da abrigo en invierno,
su patitas subida en la mesa para olisquear,
su ladrido poderoso, su valentía detrás de la puerta,
la zapatillas mordidas y su pelota perdida,
sus orejas puntiagudas cuando lo llamas,
el miedo por los fuegos artificiales, acelera su corazoncito,
la salidas por las calles, ese largo caminar con el,
la alegría cuando te ve llegar a casa, y los saltos que te llegan al alma,
su simpatía cuando se enrosca buscándose el rabo, la nobleza en sus ojos negros,
la compañía de la soledad que llena una casa entera, el correteo cuando quiere jugar, y su lealtad a su amo, este sí que es un amigo de verdad.

A mi hija Paulina.

la sonrisa que dibujaba aquella noche,
llena de gozo y de ser un afortunado,
agarrando mi mano con fuerza,
esos ojos azules vivaces como el cielo,
esas lagrimas de llanto al poco de cogerla entre mis brazos,
esas primeras horas de alegrías, un padre que se le cae la baba,
aquellos susurros de consuelo, ese vaivén para que se duerma,
esa carita redonda, me vence el sueño, no quiero dormirme,
quiero pasar mas tiempo, quiero verla crecer y jugar con ella,
quiero ser su ratoncíto perez y su payaso, colorear y salirnos del trazo,
limpiarle los mocos y cuidarla cuando enferma, soñar con ella,
quiero luchar y esa va ser mi misión, que un día podamos estar juntos los dos.

Que bonita la vida.

Que bonita la vida cuando todo te sonríe, cuando te acompaña la suerte y te atrapa, cuando en el otoño caen las hojas y tu las pisas con alegría, cuando con las primeras lluvias sacas el paraguas ves un charco y el niño que llevas dentro saltas en el, donde el abrigo es tu compañía y la bufanda te abraza el cuello dándote calor, la sangre te altera cuando llega la primavera y todo se pone bello a tu alrededor, cuando le sonríes a la chica que te gusta y ella te responde con otra sonrisa, que bonita la vida cuando te sorprende con algo inesperado que llega a tu vida en forma de cariño y amor, ya pisas las hojas en compañía, ya los charcos lo saltáis juntos y una carcajada acompaña el momento, esa primavera donde le regalas flores porque la tienes de todos los colores, y ese verano donde el sol entra por la ventana y te llena de luz. Vive, salta, disfruta, sonríe, corre, vívela como si fuera el ultimo día, que bonita la vida cuando tú eres el motivo que me animas cada día y haces que sea el hombre mas afortunado.

Paso firme

Quiero que mis pasos sean firmes como la decisión que tomé, quiero caminar sobre tierra pisada para así no perderme en un mar de dudas que se me viene a la cabeza.Quisiera pensar en tu sonrisa y dejarme llevar por ella, me encantaría gritarle al mundo todo lo que llevo dentro pero no puedo soltarlo porque lo tienes cogido con tus preciosas manos, esas manos que me acariciarían y me devolverían mi alegría y sobretodo mi forma de ser, descubrir juntos senderos donde el hombre no haya pisado jamas, y besarte sobre el manto verde mojado por la lluvia intensa del día anterior, que me mires, que te mire, que descubras mi silencio a través de mis ojos y los sentimientos escondidos que llevo en mi corazón, quiero pisar tierra firme y que me ayudes a no caminar solo, porque dos es mas que uno en esta bendita tierra que dios creo.

Despertares inoportunos.

Desperté y fue el sueño mas placentero que tuve,
te plantaste en mi fase de sueño profundo y lo volviste loco,
arrancaste toda conexión con la realidad y te adentraste en mi humedad,
supiste jugar y revolotear con mi cuerpo dormido,
y alcanzaste mi montaña para escalarla y acariciarla lentamente,
dominaste mi calor y supiste jugar con tu lengua y provocar una erección,
arañaste mi espalda con tu uñas afiladas y sentí escalofrío por tu espalda mojada,
gemí de placer y eso despertó mi fuerza interior y cuando te tenia adentro de mi
el sueño acabo, y por culpa de un despertador no supe cómo acabo el sueño húmedo y tórrido que tuvimos los dos.